PICO PALO 28/11/2009

La subida al pico Palo parte de los Llanos del Libar; se puede ir con el coche hasta el refugio, aunque la carretera es muy mala, es más bien un carril, pero yendo despacito no hay problemas.
El pico esta en el lado izquierdo del llano y el camino para subirlo es difícil de seguir, se pierde mucho aún con GPS, la subida es muy empinada y en algunos tramos incluso peligrosilla, mucha roca cortante como todas las de la sierra de Grazalema, pero el paraje es inmejorable, relajante y lo mejor, poco transitado. No vimos a nadie en todo el camino, no se puede pedir mas.
Como el GPS se bloqueó o yo qué sé lo que le pasó, nos desviamos del sendero y continuamos monte a través, buscando por donde se podía subir mejor, siguiendo creo yo, el camino que siguen las cabras. En esas estábamos cuando suena el teléfono, el niño de nuevo y eso que esta vez le dejé los filetes fuera del congelador para que no hubiera error, ahora quería saber si eran para él ¿será posible? No esperarás que baje de la montaña, fría los filetes, me los coma y vuelva a subir, estos niños tienen cada cosa.
Me costó la subida, quizás porque la hicimos a lo bruto, pero llegamos, no sin antes una pequeña discusión porque Fer decía que era la pre-cima lo que había antes de la cima final y yo que a cabezota no me gana nadie, que era la cima de un monte anterior lo que estábamos coronando. ¿Por qué me quitaba merito? no es lo mismo coronar dos montes que uno con pre-cima incluida, la cuestión es que todavía quedaba la cima auténtica y teníamos que continuar, llegamos por fin y para mi deleite tenia vértice geodésico ¡Mi primer vértice, qué gozada! Después del esfuerzo llegar y hacerte la “fotito de rigor”, no veas lo que se presume luego.
Comimos arriba aunque hacía mucho frío y viento, pero de esta forma se disfruta más rato de las vistas, que son preciosas como os podéis imaginar.
Fer se distrae diciéndome los montes que se ven desde allí, echamos un rato muy agradable.
La bajada es más dificultosa, tampoco dábamos con el camino, yo creo que en realidad no hay un sendero marcado, sólo que los que lo han hecho han colgado su track para que el que quiera pueda seguir su huella. Juan Morente que tiene una pagina en Internet bastante buena de la sierra de Grazalema, había hecho este pico pero a la bajada continúa por una cresta y va rodeando el llano hasta no sé donde y que será muy bonito, pero yo no me encuentro con fuerza para seguir así que paramos un rato a tomar nuestro café; no veas lo bien preparado que va Fer y como me cuida en la montaña, estoy por mudarme al monte a vivir. Continuamos nuestra bajada por donde nos pareció mas fácil, tuvimos que saltar alguna que otra valla y esquivar alguna que otra vaca pero logramos llegar a los llanos justo al ocaso y debo decir que si me gustaron cuando llegue en la mañana no veas como se ven al atardecer: verdes más oscuros y montañas rojizas que parecen encendidas. Alucinante, si venís esperad a que se ponga el sol no os arrepentiréis.